¿Vas a comprar una casa? Elige la orientación adecuada ¡y ahorra en energía!

¿Vas a comprar una casa? Elige la orientación adecuada ¡y ahorra en energía!

Adquirir una nueva vivienda es una tarea complicada, sobre todo por la cantidad de elementos que hay que tener en cuenta para tomar la decisión correcta. Entre ellos, ha de prestarse atención a la orientación de la casa, a fin de obtener la calidez necesaria del sol durante el día para minimizar el consumo energético durante el resto del tiempo. Todo un ahorro para nuestro bolsillo a largo plazo, y una opción más que respetuosa con el medio ambiente. ¿Quieres saber más?

Presta atención al clima de tu lugar de residencia

Vivir en el sur no requiere el mismo aporte de calidez que vivir en el norte, claro está, y por tanto la orientación que decidas escoger para tu hogar puede cambiar en función de tal circunstancia. Por ejemplo, quizás si vives en el sur de España sea más agradable tener una terraza donde no incida directamente el sol en las horas centrales del día, para permitirte su uso de forma cómoda, mientras que, si vives en el norte de España, lo que preferirás será tener una terraza o jardín que reciba la luz solar en dichas horas centrales del día precisamente para poder pasar un rato agradable en esos espacios.

No todas las orientaciones son óptimas... pero cada una tiene sus ventajas

La orientación norte impide que el sol incida en tu vivienda de forma directa durante la mayor parte del año, por lo que tu casa sería más bien fría. Una opción, no obstante, es asegurarte de que las habitaciones que queden al norte sean las de menor uso diario, como la cocina, manteniendo los dormitorios en el área sur de la vivienda. De esta forma, te aseguras de mantener el calor en las estancias de mayor uso diario y salvas, en cierto modo, las dificultades de esta orientación para conseguir el máximo ahorro energético de tu vivienda. 

La orientación sur, por su parte, permite que el sol incida en tu casa la mayor parte del tiempo, y en verano, tal incidencia se producirá de manera más fuerte en las horas centrales del día. Por eso, es perfecta para los climas fríos del norte de España, pero en caso de vivir en el sur tendrás que considerar el aumento de consumo energético por aire acondicionado.

Finalmente, las orientaciones este y oeste permiten la incidencia del sol desde la mañana hasta el mediodía y desde el mediodía hasta la noche, respectivamente. Como supondrás, la orientación este es la de mínimo coste energético, y aunque la orientación oeste también es eficiente energéticamente, en climas calurosos puede obligarte a poner el aire acondicionado por las tardes o incluso por las noches.

Hay tantas opciones... ¿cómo saber qué elegir?

No hay una solución única ni definitiva para todos, pues dependiendo del clima del lugar y las necesidades de las personas habrá de estarse a una orientación u otra. En cualquier caso, puedes combinar orientaciones, y así, quizás en un clima frío podrías elegir una orientación sureste con la finalidad de recibir la incidencia solar durante las horas de la mañana y centrales del día, o en un clima cálido podrías elegir una orientación noreste para evitar el calor excesivo cuando más aprieta el sol. 

Finalmente, recuerda que tienes cubiertas tus necesidades energéticas tanto de calefacción como de aire acondicionado en nuestra página web. ¿Te animas a visitarnos?

Deja una respuesta