¿Qué diferencias hay entre convectores de calor, radiadores y emisores térmicos?

¿Qué diferencias hay entre convectores de calor, radiadores y emisores térmicos?

A la hora de equipar nuestro hogar y prepararnos para el invierno, es crucial conocer los diferentes sistemas de calefacción con que contamos. Las ventajas e inconvenientes de cada uno determinarán que elijamos un sistema u otro en función de nuestras necesidades, por lo que tener un conocimiento pleno de las distintas opciones que ofrece el mercado nos ayudará a tomar la mejor decisión para nuestro hogar. Llegados a este punto, la primera pregunta que tenemos que hacernos es clara: ¿sabemos la diferencia entre convectores de calor, radiadores y emisores térmicos?

¿Qué son los convectores de calor?

Los convectores de calor tienen un funcionamiento muy simple, pues basta conectarlos a la red eléctrica mediante el correspondiente enchufe para que sus resistencias eléctricas se calienten y, con ellas, el aire que toman del exterior. Este aire, una vez caliente, se liberará por la parte superior del calefactor, garantizando la climatización de una estancia en un breve espacio de tiempo.

Por su sistema de funcionamiento, los convectores de calor son más eficientes para climatizar estancias pequeñas y que requieran calentarse a la mayor brevedad, como un baño o la cocina. 

Tienen como ventaja, además de lo ya explicado, que son portátiles y por tanto pueden dar uso a varias estancias de tu vivienda. ¡No hace falta que los límites a una sola habitación!

¿Qué son los radiadores eléctricos?

A diferencia de los convectores de calor, los radiadores eléctricos contienen un fluido caloportador que es el que permite la emisión de aire caliente, siempre con la correspondiente aportación de la red eléctrica a través de la conexión a la misma mediante enchufe, claro está.

Los radiadores eléctricos, por su sistema de funcionamiento, que garantiza que liberan más calor que los convectores de calor pero de forma más lenta, son más eficientes para climatizar estancias de espacio mediano a grande, como un dormitorio o un salón. El uso de estos radiadores eléctricos es complementario ¡No te quedes solo con uno! 

Al igual que los convectores de calor, los radiadores eléctricos son portátiles, en su mayoría, y por ello puedes utilizarlos para climatizar varias estancias, ¡sin tener que decidirte por una sola! ¿Se puede pedir algo más versátil?

¿Qué son los emisores térmicos?

Los emisores térmicos son sistemas de calefacción, generalmente fabricados en aluminio por ser un buen conductor térmico. Permiten generar y acumular calor en su interior y tienen una gran inercia térmica, esto es, mantienen el calor durante largo tiempo y por lo tanto necesitan menos aporte energético para seguir funcionando una vez alcanzada la temperatura de confort. Como puede observarse, a diferencia de los convectores de calor, los emisores térmicos permiten la acumulación del calor que generan.

Asimismo, los radiadores eléctricos y los emisores térmicos son fijos, y por tanto han de anclarse a una pared y permanecer fijos en ésta, lo que limita su versatilidad y diversidad de usos posibles.

Como ya te comentamos en otra entrada del blog, los emisores térmicos pueden ser secos, de fluido o cerámicos.

Los emisores térmicos secos tienen unos paneles internos que son los que se calientan, siendo esta climatización prácticamente instantánea y permitiendo, por tanto, que den calor desde el primer momento. Por contra, su inercia térmica media es de una hora, esto es, emiten calor durante ese tiempo limitado, y por tanto son adecuados, sobre todo, para estancias que es preciso calentar rápido y no necesariamente por mucho tiempo.

Los emisores térmicos de fluido calientan, como su nombre indica, un fluido que discurre por su interior y por tanto su puesta en marcha es más lenta en términos de climatización, pero una vez calientes tienen una mayor inercia térmica media que los emisores térmicos secos, pudiendo llegar a las cuatro horas. Esta circunstancia hace que sean aconsejables para estancias cuyo uso diario sea de hasta ocho horas, y por tanto también permite que estos emisores sean parte de una instalación completa para tu hogar y no de una mera solución puntual a la climatización de una estancia de pequeño tamaño, como ocurre con los emisores térmicos secos.

Los emisores térmicos cerámicos son los que más tardan en calentarse, pero después tienen la máxima inercia térmica media, y por tanto su uso se recomienda para estancias que requieran climatización más de ocho horas diarias. 

¿Cuáles son las ventajas de los convectores de calor?

En esta ocasión, queremos presentarte las ventajas y beneficios de los convectores de calor. La gran oferta de sistemas de climatización existente en el mercado puede llevarte a elegir, con frecuencia, alguno de aquéllos que, vistas tus necesidades, no sea el más adecuado para ti. ¿Merece la pena adquirir un emisor térmico para calentar un cuarto de baño? ¿Qué es lo más adecuado para climatizar un cuarto de estudio de pequeñas dimensiones? En ambos casos, se trata de estancias pequeñas y cuya climatización ha de ser rápida para proporcionar, a la mayor brevedad, la sensación de confort deseada. Para estos casos, ¡no lo dudes más! El convector de calor es la solución que estabas buscando. Los calefactores son de sencillísima instalación: basta colocarlos en la estancia que pretendes climatizar y conectarlos a la red eléctrica mediante enchufe. Los convectores de calor no generan residuos y, aunque pueden ser algo ruidosos en caso de llevar incorporado un ventilador interno, el resultado lo merece… ¡Tendrás la estancia a buena temperatura en escasos minutos! Además de lo anterior, hay convectores térmicos con termostato e incluso con mando a distancia, de forma que siempre goces del confort deseado con las mínimas molestias posibles. Igualmente, algunos modelos incorporan un ventilador interno para que al aire circule más rápido, ¿se te ocurre algo mejor que estos turboconvectores o termoventiladores para tu hogar? Finalmente, aunque no en último lugar de prioridad, los convectores térmicos son muy económicos. La relación calidad-precio de este sistema de calefacción es inmejorable. ¿Cuándo ha sido tan barato climatizar tu hogar? ¡No dejes de echarle un vistazo a nuestro catálogo de productos, con las mejores marcas y precios para los convectores de calor!

¿Cuáles son los inconvenientes de los convectores de calor?

Los calefactores eléctricos tienen inconvenientes sólo en el caso de que se utilicen para fines distintos de aquéllos para los que están previstos. Así, los convectores térmicos pueden incurrir en un alto consumo energético en caso de que con ellos se pretendan climatizar estancias de tamaño mediano a grande. Recuerda, ¡esta no es su función! Para calentar tales estancias, puedes adquirir un radiador eléctrico o un emisor térmico, pues son sistemas de calefacción más eficientes energéticamente a tales fines. Asimismo, si los convectores térmicos eléctricos tienen un ventilador interno para garantizar que el aire caliente circule más rápido, puede ser algo ruidoso. ¡Tenlo en cuenta a la hora de elegirlo! Bastará con indicar que necesitas un convector de calor silencioso para que te ofrezcan uno sin ventilador interno, ¡y asunto solucionado! Por otra parte, los convectores térmicos emiten aire caliente mediante emisiones continuas del mismo, por lo que, o estás en el foco del aire caliente, o puede que sientas frío durante los primeros minutos de funcionamiento del convector. No es un gran inconveniente, pues como ya hemos señalado, los convectores de calor climatizan las estancias en un breve espacio de tiempo, ¡espera un poco y disfruta de todo el confort!

Consejos para elegir un convector de calor

No te pierdas entre tantas indicaciones, ¡aquí te damos unos simples consejos para ayudarte a elegir el mejor convector de calor! En primer lugar, ojea nuestro amplio catálogo de productos, ¡verás que contamos con las mejores marcas! Tanto Ducasa, como Elnur Gabarron, como Haverland tienen modelos de convectores de calor para que elijas el que más se adapte a tus necesidades. Los precios varían por potencia y funcionalidades, ¡te lo explicamos a continuación! En segundo lugar y como ya te hemos contado, un convector térmico es ideal para climatizar una estancia pequeña como un baño o una cocina. Pero, ¿necesitas de alguna funcionalidad adicional? Quizás sólo necesites un convector de calor con termostato y control manual, como el convector mural Gabarron PHM. O quizás te baste con un convector de calor de alto rendimiento y completamente silencioso, como el convector Ducasa EL. O quizás, para terminar, prefieras un convector de calor de mayor complejidad y con amplia gama de funcionalidades, como el convector mural Gabarron PH Plus, con programación diaria y semanal con posibilidad de asignar uno de los tres niveles de temperatura: confort, económico o anti-hielo. Finalmente, elige el nivel de potencia que necesitas, ¡y decisión tomada! Para elegir el nivel de potencia que necesitas para tu convector de calor, ojea nuestro apartado “cálculo de necesidades” para la marca que hayas elegido y sigue las indicaciones que allí constan. En un momento tendrás tu convector de calor de la mejor calidad, ¡y al mejor precio!

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres hacernos alguna consulta?

Para cualquier cosa que necesites, ¡no lo dudes! Pregúntanos o ponte en contacto con nosotros a través de nuestra web, tenemos todo un equipo a tu disposición. Estaremos encantados de poder atenderte, en Calienta Tu Hogar somos especialistas en hacer que te sientas a gusto en casa.

Deja una respuesta