Sé previsor: ahorra en tu factura de luz y adquiere calefacción eléctrica de calidad ¡al mejor precio!

Sé previsor: ahorra en tu factura de luz y adquiere calefacción eléctrica de calidad ¡al mejor precio!

Con el invierno a la vuelta de la esquina y los costes que generan el nuevo curso escolar y la reanudación del trabajo, conviene sentarse y pensar... ¿Cómo puedo minimizar mis gastos? ¡Te damos algunos consejos!

Échale un ojo a tu factura de la luz... ¡y minimiza el gasto que conlleva!

Todos consumimos electricidad y la forma más sensata de reducir este gasto es conocer qué conceptos incluye tu factura mensual, cuáles podemos controlar mediante un uso eficiente de los aparatos eléctricos, y, en definitiva, cómo podemos verificar que lo que tenemos contratado es, ni más ni menos, lo que necesitamos.

Entender la factura de la electricidad no siempre es fácil. A continuación te explicamos los puntos más importantes para conseguir un ahorro sostenible en ella.

Elegir la compañía comercializadora y la tarifa contratada

En primer lugar, debes saber que contratas el suministro con una compañía comercializadora, que es la que compra la energía a la generadora, la transporta al distribuidor y la vende al consumidor final. Cualquier consumidor puede elegir su compañía comercializadora y cambiar la misma sin corte alguno en el suministro, así que no olvides consultar las últimas ofertas del mercado.

En segundo lugar, has de tener en cuenta que puedes contratar la tarifa regulada (también llamada PVPC, siglas de "Precio de Venta al Pequeño Consumidor") o estar en mercado libre. Sabrás que eres del primer grupo si en la esquina superior izquierda de tu factura pone "comercializador de referencia", y debes entender que has contratado mercado libre si no pone tal cosa y sólo consta la identificación de la compañía eléctrica. La diferencia entre ambas tarifas es clara: una tiene los precios regulados y la otra opera con libertad de precios. Aunque ello podría implicar descuentos importantes en la tarifa de mercado libre, pueden compensarse más adelante con subida de precios, por lo que siempre habrás de estar atento a tu factura para garantizar que pagas el mínimo posible atendiendo a tus necesidades.

¿Qué conceptos incluye mi factura de la luz?

Si lees cuidadosamente tu factura, verás que, más allá del apartado inicial donde se consigna el total a pagar, existe otro apartado que detalla el gasto por cada concepto. Conviene que conozcas los más importantes a los fines de ahorrar:

  • Facturación por potencia contratada. Lo más rentable económicamente (y lo más eficiente energéticamente, como ya sabes que nos gusta recomendar) es contratar la potencia justa para satisfacer tus necesidades. En caso de que en algún momento concreto vayas a hacer uso de un mayor consumo energético del habitual, puedes paliar los posibles saltos del limitador con un racionalizador de potencia, como te explicamos en esta entrada del blog.
  • Facturación por energía consumida. Es aquí donde elegir un emisor térmico de alta eficiencia te ahorrará más de un susto al ver tu factura.
  • Peaje de acceso, que fija el Gobierno por el uso de la red de distribución, e impuesto de electricidad e IVA o IGIC, asimismo fijados a nivel gubernamental y, por tanto, no controlables por el consumidor.

Prepárate para el invierno... ¡Visítanos y aprovecha nuestros descuentos!

Este Otoño no dudes más, ahorra siendo previsor y, para ello, no tienes más que visitar nuestra web y disfrutar de nuestros increíbles descuentos. ¡No te los pierdas!

Deja una respuesta